N O T I C I A S

Las lluvias dan un giro de 180° al escenario hídrico de la región.

Hace 10 días faltaban 100 mm en el centro sur de Santa Fe para hacer trigo. Hoy las condiciones son óptimas y apuntalan la siembra triguera.

Grandes lluvias renuevan las expectativas trigueras

El centro sur de Santa Fe que hasta la semana pasada se encontraba con déficit hídrico, hoy presenta condiciones óptimas de humedad. Los acumulados de 75 a 100 mm que recibieron fueron claves para dejar atrás la incertidumbre por la falta de agua y posibilitan sumar nuevos lotes a la intención triguera. Los totales semanales oscilaron entre 40 y 80 mm en promedio. Pero hubo sectores que superaron los 100 mm. El valor máximo se registró en Chacabuco, con un total semanal de 112 mm. Se destacan también Pergamino, con un total de 107,6 mm y Classon, donde el acumulado fue de 96 mm. El norte bonaerense cuenta con los perfiles del suelo incluso por encima de su capacidad de campo. El menos favorecido por las últimas lluvias fue el este de Córdoba con acumulados de 5 a 75 mm aunque esa zona ya venía con mayores acumulados de lluvias. 

 

A tiempo, se cosecho el 98% de soja de primera antes de las lluvias

El clima colaboró en esta difícil cosecha enmarcada por la pandemia. Los primeros 24 días de abril permitieron avanzar a toda velocidad con la trilla. Con el 98% de la recolección de soja de primera quedan patentes las enormes diferencias de rindes entre el oeste y el este. La brecha de los rindes promedios entre las dos franjas cierra con 20 quintales. En la región núcleo, el sudeste de Córdoba logró obtener los mejores marcas promedios. Una muestra son los rindes finales de localidades como Corral de Bustos con 50 qq/ha o Monte Maíz con 47 qq/ha. En el sur de Santa Fe, Bombal no se queda atrás con 47 qq/ha. Pero todo cambia al avanzar al este. En buena parte de la franja la sequía alcanzó su máxima expresión y los rindes medios están por debajo de los 30 qq/ha. De todas maneras la región finaliza con un promedio de 40,6 qq/ha que afirman una producción total de soja de 17,8 Mt en la región núcleo.

 

¿Cuánto resta por cosechar de soja de segunda?

Falta muy poco, solo quedan entre 300 y 350 mil ha de soja de segunda en pie. El norte bonaerense es la zona más atrasada de la región: lleva trillado solo un 40%. También es la zona que más agua ha recibido en estas últimas lluvias y calculan que necesitarán al menos 4 a 6 días seguidos de sol para retomar las tareas. Los rindes de soja de segunda sobresalen en Corral de Bustos que marcó un promedio de 42 qq/ha. Carlos Pellegrini también se destaca con un rinde medio de 38 qq/ha. Por el contrario, en San Antonio de Areco los rindes oscilan entre 8 y 20 qq/ha.

 

Incierto futuro para el maíz 2020/21 en la región núcleo

El maíz 2019/20 hizo historia en la región: fue record de siembra con 1,5 M ha y récord en producción con un volumen de 15 Mt. Falta mucho aún para la próxima siembra pero grandes nubarrones oscurecen el horizonte del cultivo y prenden la señal de alarma. El problema está en las cuentas que hace el productor. El margen neto del maíz temprano sufrió una caída del 70% en campos alquilados por la caída que sufrió el precio a cosecha en los últimos 30 días. Y la altísima inversión inicial del cultivo no es acorde a la rentabilidad obtenida con este nuevo escenario de precios. Hace un mes atrás, el maíz a 143 U$S/Tn lideraba los márgenes productivos. Hoy el escenario es drásticamente distinto.  Pero pese a esta caída en la rentabilidad, el cereal presenta mejores márgenes que la soja de primera y queda por debajo de la rotación trigo/soja de segunda. Aún falta mucho, pero parece poco probable que vuelva a hablarse de una siembra record para la campaña que comienza.

 

Detalle por Subzonas

SUBZONAS Y RED DE ESTACIONES METEOROLÓGICAS GEA

SUBZONA I

Las lluvias llegaron justo a tiempo para terminar la cosecha gruesa en Carlos Pellegrini. “Hasta el  martes 28 se contabilizaban 80 mm y continua lloviendo“, relatan los ingenieros. “Se estaban preparando algunos bajos para sembrar trigo; si continúan las lluvias se puede complicar la siembra de esos lotes”, advierten. Con dos o tres días de sol se podrán retomar los barbechos. Las lluvias están reponiendo la humedad que faltaba. Con las condiciones presentes de humedad, de precios y con los antecedentes de muy buenos rindes, se estima que la superficie triguera aumente, “de hecho ya no se está consiguiendo semilla de algunos cultivares”, comentan. La intención de siembra aumentaría un 10% respecto a la del año pasado. 

Con los 32 mm que se llevaban acumulados hasta el lunes y los que se registraran durante esta semana en el corredor que une Cañada de Gómez y Villa Eloísa las reservas de agua en el perfil ahora son adecuadas para la siembra de trigo.Sin embargo los ingenieros consideran que la intención de siembra del cereal disminuirá entre un 5 y un 10%, respecto a la del año pasado. “El perfil hídrico no es el único factor  que se tiene en cuenta; este año hay un fuerte componente incertidumbre político económico que incide en las decisiones”, comentan. Quedan muy pocas parcelas por cosechar de soja de segunda y maíz tempranoEl lunes de la semana que viene se podrán retomar las tareas. La soja de primera finalizó con un rinde promedio de 42 qq/ha, la de segunda terminará con 25 qq/ha. El maíz temprano el rinde promedio será de 100 qq/ha. Los maíces tardíos mejoraron su condición, aunque la etapa de  llenado no fue ideal. “Estimo que rondaran en los 75 y 80 qq/ha en los mejores casos, y en los lotes más castigados en 50 a 60 qq/ha“, indican.

 

Hacía muchos meses que no teníamos lluvias con este milimetraje“, comentan con entusiasmo los ingenieros de los alrededores de Rosario. En las cercanías se han medido más de 100 mm que se acumularon en estos días. “Esta lluvia empujó a los que estaban indecisos a armar el plan de siembra de trigo. Los que pensaban sembrarlo igual incluso con la poca agua que había suman más lotes ahora como cuadros que vienen de maíz con mucho rastrojo. Por lo que pensamos que habría un aumento de superficie de trigo“, explican los técnicos. La cosecha de soja finalizó con un rinde promedio de 28,5 qq/haTodavía queda un 20% de soja de segunda por recolectarLos rindes van de 3 a 32 qq/ha, con un promedio de 12 qq/ha. El maíz temprano se trilló con un rendimiento medio de 97 qq/ha. La sequía afectó a los maíces tardíos, “no habrá buenos rindes en esta campaña. Los lotes buenos sacarán unos 40 qq/ha”, comentan en el área. 

 

 

SUBZONA II

Hasta el mediodía del lunes no se habían acumulado demasiados milímetros en la localidad de Bombal. “Pero sigue lloviendo y se pronostican más precipitaciones”, mencionan los ingenieros ese mismo día. Quedan muy pocos lotes por cosechar de soja de segunda y maíz temprano, por lo que algunos días de sol permitirán terminar con las labores. En soja de primera los rindes promedio estuvieron entre 47 y 48 qq/ha. En soja de segunda se contabilizan en 29 qq/ha. Los maíces tempranos promedian 100 qq/ha. Todavía faltan algunas semanas para la siembra de trigo, las reservas de agua son buenas al final de esta tormenta. Los profesionales consideran que el área de siembra se mantendrá o podría incrementarse“salvo algún contratiempo o medida que repercuta en contra del cereal”, agregan. Los maíces tardíos y de segunda se encuentran en muy buenas condiciones y tendrán un rendimiento a nivel de los maíces tempranos.

 

Hasta el martes 28 los acumulados superaban los 45 mm en Bigand.  “Con 2 o 3 días de viento sur y baja humedad relativa se puede comenzar a trabajar, pero de continuar la lluvia se retrasará más días”, comentan los ingenieros. Estas lluvias permiten generar reservas para la siembra de trigo: “cuanto más llueva, más se aseguran las condiciones hacer una buena implantación. Es importante contar con suficiente agua útil para asegurar el desarrollo del cultivo durante los primeros meses del cultivo“, señalan los ingenieros. “Se mantendría la intención de siembra. Pero hay mucha incertidumbre por decisiones que afecten a los cultivos como una suba de retenciones al trigo y maíz, o al defasaje entre el dólar que recibe el productor de la venta de cosecha y el precio que debe pagar por insumos para la próxima campaña y los costos de la vida diaria“, agregan. Quedan muy pocos lotes de soja por recolectar. En la de primera se obtuvieron rindes entre 21 y 55 qq/ha, promediando unos 35 qq/ha. La variabilidad en la de segunda mostro rindes de 10 a 42 qq/ha, con un promedio de 25 qq/ha.  Con respecto a maíz, queda un 25 % sin cosechar; “no hay demasiado apuro”, indican los ingenieros. Los pocos lotes que hay de maíz tardío y de segunda están muy flojos; “es posible que los que rindan menos de 30 qq/ha no se cosechen. Los que tienen ganadería, ya los picaron”, aclaran en el área.

 

 

SUBZONA III

“Hasta hoy, martes 28, a la mañana, ya van acumulados entre 80 y 90 mm”, comentan los ingenieros de San Antonio de Areco. “No hay grandes anegamientos, por lo que solo se necesitaran un par de días de sol y secos para reanudar las tareas”, explican.Los perfiles de suelo fueron absorbiendo el agua caída hasta el momentoLas reservas hídricas están cargadas en su totalidad para comenzar la siembra de trigoSin embargo “la mayor incertidumbre es el temor por nuevas retenciones a los cereales y posibles conflictos con Brasil, que es nuestro principal comprador de trigo, con la eventual salida del Mercosur”, indican los técnicos. Resta cosechar un 15% de los lotes de soja de primera, que lleva un rinde promedio de 32 qq/ha. Todavía queda el 80% de los cuadros de segunda por recolectar. Los rindes fluctúan desde 8 a 20 qq/ha. El 20% del maíz temprano todavía está a la espera de las cosechadoras una vez que se levante la soja. El maíz tardío y el de segunda se encuentran en buenas condiciones. Se esperan rindes de 80 qq/ha.

 

 

SUBZONA IV

Jornadas de lluvias que dejaron en el área entre 75 y 90 mm alientan la siembra de trigo en General PintoLos productores que estaban en dudas ahora se plantean sumar más lotes. La zona cuenta con buenas reservas de agua en el perfil del suelo y los precios a cosecha tientan a la hora de tomar las decisiones. Los ingenieros estiman que podría estar en el mismo nivel de área que el año pasado o un tener un incremente de un 5%. También comentan que el marco de la campaña no es lo mejor y que hay mucha incertidumbre por medidas que puedan tomarse y comprometer la rentabilidad del cultivo. Hay un 5% de lotes con soja de primera que aún siguen en pie.La cosecha de soja de primera promedia en los 40 qq/ha, con un rango que va de 25 a 58 quintales. La soja de segunda lleva un avance del 70%. Se trilló un 50% del área de maíz temprano. Los rendimientos promedios van de 90 a 100 qq/ha en un rango de variación que va de 80 a 130 qq/ha. Los maíces tardíos se los ve en condiciones regulares. Se esperan resultados muy variables; “muchos lotes tal vez ni siquiera se cosechen“, explican en el área.

 

 

SUBZONA V

En la zona de Corral de Bustos las lluvias fueron muy desparejas, “van de 2 a 8 mm en el oeste hasta registros de 90 mm en la zona de  Marcos Juárez y General Roca”, comentan los técnicos dela zona. La labores se reanudaron donde llovió poco, mientras que en la zonas donde las lluvias rondaron los 90 mm habrá que esperar 5 días o más. Las reservas de agua se emparejaron. Los lotes que presentaban el 50% de la capacidad de campo antes de las lluvias subieron al 75%. “Les estarían faltando 50 a 60 mm más pero con el 70% de la capacidad de campo en el perfil (del suelo) se siembra igual”, aclaran los ingenieros de la zona. Se plantea mantener la misma superficie de siembra de trigo del año pasado, que ya había tenido un importante aumento respecto al ciclo anterior. En la rotación, el doble cultivo representa el 30 a 40 % de la superficie.La cosecha de soja de primera y de segunda está terminada con rindes promedios de 50 y 42 qq/ha respectivamente. Queda en pie parte del maíz temprano que hasta el momento arroja rindes de 135 qq/ha.

Indicadores Climáticos

Lo que pasó con el clima en la última semana en la región núcleo

Acumulados importantes y dispares sobre la región

Los totales semanales oscilaron en promedio entre 40 mm y 80 mm. Pero hubo sectores que superaron los 100 mm.

 

El valor máximo se registró en la localidad de Chacabuco, con un total semanal de 112 mm. Se destacan también Pergamino, con un total de 107,6 mm y Clason, donde el acumulado fue de 96 mm.

Se observaron temperaturas máximas superiores a los niveles medios para la época del año, con un promedio entre 30ºC y 34ºC. Las temperaturas más elevadas de la semana se concentraron sobre la franja norte de la región GEA. El registro extremo fue de 36,2ºC, en Colonia Almada. Las marcas mínimas se presentaron por encima de los niveles medios para el mes de abril. En promedio, los registros oscilaron entre 14 y 16ºC, con el valor más bajo, de13ºC, en la localidad de Villegas.

Las condiciones de humedad del suelo se han incrementado de manera muy significativa en la región GEA, con excesos sobre todo el noreste de Buenos Aires y el extremo sudeste de Santa Fe. Hacia el oeste, las reservas presentan una leve disminución, que las ubica entre abundantes y óptimas. Estas condiciones abarcan gran parte de la provincia de Santa Fe, pero en Córdoba se observan condiciones adecuadas.

Para los próximos 15 días la necesidad de lluvia es nula sobre la mayor parte de la zona GEA, Córdoba es el único sector que requiere entre 20 y 40 mm para alcanzar niveles de humedad edáfica óptimas.

Extensión GEA: O de Córdoba, N de Santa Fe, Santiago del E. y Chaco

Transición de abril a mayo con temperaturas más frías

José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas

Finalmente las expectativas en las proyecciones pluviales hechas la semana pasada se concretaron con creces, superando los pronósticos más optimistas en cuanto al volumen de los acumulados.

La humedad instalada en toda la región pampeana y la lenta circulación de un sistema frontal hacia el norte del país, jugaron a favor, permitiendo continuidad en los eventos y generosidad en las precipitaciones. A partir del viernes 24 comenzaron a registrarse lluvias sobre la provincia de Buenos Aires, iniciando una sucesión de tormentas que fueron ganando intensidad y cobertura, hasta alcanzar su mayor caudal entre los días domingo y martes. Tal como estaba previsto fue la provincia de Buenos Aires la más beneficiada por la eficiencia de las precipitaciones pero, La Pampa, el sudeste de Córdoba y el centro sur de Santa Fe, también recibieron importantes acumulados. El sistema frontal alcanzó el norte del país con escasa actividad y lluvias muy moderadas. Fueron un poco mejores sobre el NEA, pero casi nulas sobre el norte mesopotámico, desmejorando el nivel las de reservas de humedad edáfica y acentuando el efecto negativo sobre el caudal de los ríos que sostienen la tendencia en bajante. De todos modos, debemos retroceder hasta mediados de marzo para encontrar un sistema frontal de similar actividad.

Si bien los acumulados tuvieron una distribución geográfica de cierta disparidad, abril concluye alcanzando, o en algunos casos superando, los valores medios históricos del mes. El escenario actual presenta una mejora considerable en la mayor parte del área apta para trigo y muy aceptable para ser tomado como piso a la hora de las decisiones de siembra.

A partir del día de la fecha retornarán las condiciones de tiempo estable. La transición de abril a mayo se presentará más fría y con un comportamiento más otoñal. Aun así, como los calendarios de siembra, en su mayoría, se inician a mediados de mayo, todavía queda margen para recibir algunas lluvias que mejoren aún más la humedad de los suelos.

 

C O N T A C T O

Casa Central – Lardizábal 840 – Marcos Juárez.
03472 – 456419 – 455270 – 455349 – 425081
Planta Ruta Nac. Nº 9 03472 – 457170
Combustibles 03472 – 15583373

Insumos 03472 – 455328 – 455329
Sucursal General Roca 03472 – 492217
Sucursal Noetinger 03472 – 15433416
Sucursal Inriville 034672 – 15547369.